Como nunca antes, Morelia vivió un Día de Muertos único y espectacular, donde gracias a la colaboración activa y entusiasta de cientos de estudiantes y ciudadanos organizados, las familias capitalinas y turistas pudieron disfrutar de esta tradición milenaria en un Centro Histórico vestido de “dorado cempasúchil” y acompañados de cientos de Catrinas que desfilaron por el primer cuadro de la ciudad.

Lo anterior lo afirmó el Gerente del Patrimonio Cultural del municipio, Gaspar Hernández Razo, quien reconoció y agradeció la participación de la ciudadanía en estas actividades, ya que, dijo, “sin su gran aportación y creatividad no hubiera sido posible reactivar las plazas públicas con tal magnitud”.

Subrayó que en total fueron 13 las plazas, jardines y sitios emblemáticos en la capital del estado que por vez primera se enaltecieron con esta tradición, en virtud de la iniciativa de siete instituciones de educación media superior y superior, así como de ciudadanos organizados que formaron parte de la elaboración de altares, tapetes y la decoración de fuentes.

“Estamos muy agradecidos y sorprendidos de la increíble respuesta ciudadana, pues entre el Desfile de Catrinas y el Concurso participaron más de 4 mil personas, tanto de Morelia como de otros municipios, y esa era precisamente nuestra intención, que los morelianos se involucraran en mantener viva la celebración del Día de Muertos”, añadió el funcionario municipal.

En este tenor, resaltó la colaboración de la Universidad Internacional Jefferson, la Preparatoria Prefeco Melchor Ocampo, la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), el Instituto Tecnológico de Morelia (ITM), el CEBA zona 04 y zona 11, la Universidad Montrer, el Instituto Milenium, los vecinos del Callejón del Romance, comerciantes independientes, el medio de comunicación IM Noticias, del comunicador Ignacio Martínez, el Colectivo Michoacán de Diversidad, así como del ciudadano Dante Torres, en la reactivación de las plazas públicas de la ciudad.

Puntualizó que los espacios emblemáticos vestidos de la flor de cempasúchil y de los tradicionales tapetes fueron: la Plaza de la Cruz, Plaza Azteca, el Jardín de Villalongín, el Callejón del Romance, la Fuente de las Mulas, la Fuente de las Tarascas, el Jardín Héroes de 1847, la Plaza Valladolid, el Jardín de las Rosas, la Plazuela del Carmen, el Jardín Manuel Altamirano, así como las Plazas Niños Héroes, Benito Juárez y Plaza de Armas.

Asimismo, Gaspar Hernández destacó la importante vinculación interinstitucional que abonó para que este festejo se llevará a cabo en sana convivencia, toda vez que estuvieron en plena comunicación tanto la Gerencia, como las Secretarías de Turismo y Servicios Públicos.

“Morelia vivió una celebración inigualable, puesto que el propósito además era que este festejo saliera de las escuelas a las calles de la ciudad, para que este festín fuera compartido y disfrutado por cientos de morelianos y turistas, como se pudo observar este martes”.

Para finalizar, el Gerente del Patrimonio Cultural adelantó que gracias a la gran participación de la ciudadanía, para el próximo año se busca inscribir el Desfile de Catrinas en el record Guinness.

Dejar respuesta