–      Los transportistas ocupan certeza jurídica

–      Inseguridad, pirtaje y falta de atención, es la constante

–      Congreso no debe ser cómplice  de componendas 

Morelia, Mich., septiembre 1 de 2016.- Esta tarde, en el marco de un reunión estatal de trabajo, el dirigente de la Comisión Reguladora de Transporte (CRT), José Trinidad Martínez Pasalagua, levantó la voz para decir que “ya basta de irregularidades en materia de transporte”.

Junto a los coordinadores transportistas de todos los municipios que conforman la geografía y luego de la exposición de cada uno de ellos, la coincidencia es que los hombres del volante siguen enfrentando el efecto de la inseguridad, el pirataje y la falta de atención por parte de las autoridades correspondientes. 

También coincidieron en esta determinación, los dirigentes transportistas de COMIT, Transporte Foráneo y UNTRA quienes se dijeron decididos a buscar soluciones definitivas a los problemas que aquejan a los hombres del volante. 

En este sentido Martínez Pasalagua refirió que, “todos tenemos la obligación moral y laboral, de otorgar un servicio de calidad a los usuarios a quienes nos debemos, pero ocupamos de certeza jurídica para avanzar y sobre todo, que el estado retome a cabalidad la rectoría del transporte”. 

Al final de la reunión el dirigente se reservó los detalles del proyecto que utilizarán para radicalizar acciones y exigir que su voz sea escuchada y solo adelantó que, “el hilo está por romperse y ya no estamos dispuestos a soportar más arbitrariedades ni impunidad de unos cuantos”. 

“Debemos poner un freno definitivo a esta situación” fue el reclamo unánime y, ante esta situación el dirigente transportista dejó de manifiesta la intensión de radicalizar acciones para que su voz sea escuchada y sus demandas resueltas. 

Congreso no debe ser cómplice  de componendas 

En otro orden de ideas cabe hacer mención que en la reunión se abordó el tema de la declaración del diputado Héctor Gómez Trujillo quien habló sobre la creación de la “Ley de Movilidad”, antes “Ley de Transporte. 

Al respecto, Martínez Pasalagua, desde la casa de la CRT, le envío el mensaje de que no debe ser aliado de componendas que significarían para “algunos”, jugosas ganancias derivadas de un cambio de modalidad del servicio de transporte urbano; el origen es un compromiso electoral con los dueños de los camiones urbanos, dijo. 

Lo anterior, se derivó del legislador en el sentido de que está sobre la mesa la propuesta de la Ley de Movilidad en donde se pretende involucrar a los dirigentes de las organizaciones de transportistas en Michoacán situación que en general, pareciera acertada y dentro de una atinada política transversal. 

Sin embargo, el origen de esta estrategia legislativa puede ser que pretenden legalizar un cambio de modalidad en el servicio de transporte urbano donde, desde el Senado de la República con el aval de la diputada Xochitl Gabriela Ruiz González, en los últimos meses “se ha tendido la red primero en una fallida estrategia electoral y de manera paralela un jugoso negocio con la adquisición de nuevas unidades de tamaño pequeño para el servicio público cuando a nivel nacional se están integrando vehículos de mayor volumen de movilidad para el usuario. 

Y es que, en el marco del pasado proceso electoral en la entidad, se establecieron compromisos que no se pudieron cumplir, “no queremos especular en que la Ley de Movilidad pretenda dar entrada al cambio de modalidad del transporte sin que antes el estado retome la rectoría y cuente con marcos jurídicos que terminen con la impunidad y anarquía que priva en la actualidad con la sobre saturación del servicio y el pirataje”, señaló contundente. 

La dirigencia de la CRT  dijo finalmente, está abierta al diálogo y a participar en las mesas de trabajo necesarias hasta concluir con el trabajo legislativo y abundó que esta organización cuenta con un proyecto integral acorde a las necesidades de los usuarios y los transportistas de un servicio de calidad basado en el crecimiento urbano de la entidad.

Dejar respuesta