27 de septiembre, 2016 — Un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que el 92% de la población mundial vive en sitios donde los niveles de contaminación del aire exceden los considerados permisibles para la salud.

La OMS presentó la información hoy en un mapa interactivo que destaca las áreas dentro de los países que sobrepasan esos límites.

El modelo se basa en datos derivados de mediciones satelitales, además de un análisis del tipo de transporte y de estaciones de monitoreo terrestre para más de 3.000 ubicaciones, tanto rurales como urbanas.

La doctora María Neira, directora de Salud Pública y del Departamento de Medio Ambiente de la OMS, habló en una conferencia de prensa en Ginebra sobre el impacto de la contaminación del aire en la salud de las poblaciones.

“La contaminación del ambiente representa más de 3 millones de muertes cada año, causante de cinco enfermedades graves, esencialmente las no transmisibles. La gente está en gran riesgo porque es muy poco lo que se puede hacer cuando uno vive en un área urbana, hay que respirar el aire disponible, no se puede elegir”, explicó la experta.

El estudio también habla de la peligrosidad de la contaminación del aire al interior de los hogares. Estima que seis millones y medio de muertes anuales están asociados a ambos tipos de contaminación.

Entre las enfermedades no transmisibles vinculadas a la contaminación del aire figuran el cáncer y los padecimientos respiratorios. La mayoría de esos decesos ocurre en los países de ingresos medios y bajos.

Las principales fuentes de contaminación del aire incluyen vehículos ineficientes de transporte, quema doméstica de combustibles y desechos, plantas de energía a carbón y actividades industriales.

Dejar respuesta