01 de noviembre, 2016 — El Gobierno del estado mexicano de Tabasco inauguró un albergue para niños y adolescentes solicitantes de asilo en el país que tiene el objetivo de integrar a esos menores a las comunidades locales.

El establecimiento del albergue, que cuenta con el apoyo financiero de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la asesoría técnica de UNICEF, responde al incremento del número de niños que han debido salir de sus países a causa de la violencia y que buscan protección en México.

Las autoridades mexicanas indicaron que la principal intención de este proyecto es ofrecer un lugar seguro, tranquilo y confortable, que guíe a los menores y los haga sentir en un hogar, en la medida de lo posible.

Los niños que llegan a México solos, en general provienen de Centroamérica, han vivido experiencias dolorosas y peligrosas y han debido cruzar dos o tres fronteras, arriesgando la vida en muchas ocasiones.

El representante de ACNUR en el país, afirmó que el albergue representa un paso muy importante en la atención de los niños que han llegado a México sin la compañía de sus padres buscando protección como refugiados.

“Es el primer albergue que tiene un modelo de atención que los acoge dentro de la comunidad local, incluyendo su inserción escolar desde que son solicitantes de la condición de refugiado”, destacó Mark Manly.

El albergue proporcionará asistencia jurídica, atención médica y psicológica, servicios alimentarios, programas de integración a la comunidad y consejería para la formación de un plan de vida. Podrán ir a la escuela, realizar actividades sociales, deportivas y culturales, y desarrollar habilidades y aptitudes para integrarse en la sociedad de manera productiva.

En los últimos años, el aumento de la violencia en los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) ha obligado a miles de personas a buscar protección en los países de la región.

Hasta agosto de 2016, unas 5,000 personas solicitaron la condición de refugiado en México, lo que representa un aumento de casi 1000% con respecto a 2011.

Dejar respuesta