27 de septiembre, 2016 — El turismo se ha convertido en un sector económico dinámico y en muchos países representa una vía hacia la prosperidad puesto que es capaz de mejorar las condiciones de vida de millones de personas, aseveró hoy el Secretario General de la ONU.

Con motivo del Día Mundial del Turismo, Ban Ki-moon abogó por el derecho de todas las personas a utilizar los servicios de esparcimiento y viajes en igualdad de condiciones.

Ban se refirió a los mil millones de personas con discapacidad en el mundo y dijo que éstas, junto a los niños y los ancianos necesitan condiciones especiales de acceso que no existen.

Aun con las tecnologías actuales, las personas con discapacidad visual, auditiva o motriz, o con deficiencias cognitivas, quedan excluidas de muchos destinos turísticos, apuntó.

En este contexto, instó a los inversionistas y autoridades del sector a tomar en cuenta a ese segmento de la población en sus políticas y estrategias de desarrollo del turismo.

“Quiero alentar a los encargados de formular políticas, los planificadores de los destinos turísticos y las empresas que trabajan con personas con necesidades especiales a que actúen conjuntamente para eliminar todas las barreras, tanto físicas como mentales, que dificultan los viajes”, señaló.

Por su parte, el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, recordó que unos 1.200 millones de personas viajan cada año al extranjero y que una cifra mucho mayor ha hecho de los viajes una parte esencial de su vida.

No obstante, recordó que el 15% de la población mundial precisa de una accesibilidad que todavía no existe y se sumó a Ban Ki-moon en el llamamiento a crear las condiciones necesarias para que cualquier persona pueda gozar de la experiencia que significa viajar.

Dejar respuesta