En la historia reciente de la educación michoacana, dadas las circunstancias convulsas que se suscitan a su interior, ha resultado positivo el marco del relevo institucional que se realizó al frente de la Secretaría de Educación en el Estado, recayendo la responsabilidad principal en la persona del Lic. Alberto Frutis Solís, quien había destacado en su paso como Coordinador de Unidades Regionales, siendo promotor e implementador de los programas de la nueva legislación vigente en materia educativa en la nación. A apenas unos días de su nombramiento es justo reconocer el buen arranque que tiene el titular de la SEE al lograr hilvanar una serie de pasos firmes, que aunque lógicos y evidentes, no se habían conseguido tejer en años. El domingo pasado recibe sin declaraciones estentóreas ni mayor reverberación el nombramiento como Secretario de Educación.

El desconocimiento y protesta de parte de la CNTE por el nombramiento del Lic. Frutis logra el efecto opuesto, ya que a todos los michoacanos conocedores del modus operandi y vivendi de este grupo fáctico les envía un mensaje de credibilidad y de búsqueda de hacer prevalecer la legalidad. En nombramientos de funcionarios pasados, en ocasiones la propia CNTE tenía el descaro de aplaudir las designaciones hechas en favor de personas con claros antecedentes gremialistas y en ocasiones hasta con antecedentes penales pesando sobre sus espaldas. Acto seguido a su designación como titular de la SEE, el Lic. Frutis demuestra contar con arropamiento institucional y logra tomar posesión de su oficina, la cual se encontraba desde hace cinco meses en manos de la CNTE, con el evidente desperdicio de recursos y parálisis institucional que implicaba. El desalojo de aquellos que se habían posesionado delas oficinas, prudente y debidamente resguardado por la fuerza pública, fue exitoso y pacífico, desarmando el torpe intento de victimización de los grupos fácticos, quienes alegaron como siempre, “represión”, “violencia” y “uso de la fuerza”, lo cual no tuvo eco y llanamente tuvieron que devolver las oficinas a los funcionarios que legítimamente las requieren para ejercer sus atribuciones en pro del desarrollo educativo estatal.

Al día siguiente, el titular de la SEE realiza una serie de destituciones en la estructura orgánica de la Secretaría de Educación, en donde destaca la remoción del titular de la Subsecretaría de Educación Básica,  de quien basta decir que durante su gestión jamás fue desconocido por la CNTE. Destaca el nombramiento del Lic. Erick Alejandro González, abogado, quien venía desarrollando un papel importante en la Unidad Jurídica y ahora tendrá la enorme responsabilidad de emplear a fondo su experticia para destejer con la urdimbre extralegal que se ha enmarañado, para cooptar, colonizar, pervertir y corromper la legalidad en cada uno de los niveles que conforman la subsecretaría más grande de Michoacán.

Ello no paró ahí, también logró colocar personas de su confianza en la Secretaría Particular, en la Secretaría Técnica, en la Unidad Jurídica y en la Delegación Administrativa. Pudiera parecerle al amable lector un acto simple el realizar estos relevos y conformar un equipo cercano de trabajo, pero lamentablemente, en Michoacán existía la perversa costumbre de delinear el gabinete educativo bajo criterios de representatividad, de cuotas, de cumplimiento de compromisos políticos y de pago de favores o complicidades. Debido a ello, hubo en el pasado funcionarios totalmente carentes del perfil necesario para la responsabilidad que se les asignaba, lo que implicaba  la cotidiana comisión de omisiones y actos flagrantes de corrupción. Hacía años que un titular de la SEE no podía lograr esta serie de relevos, y menos en tan poco tiempo.

Esperemos que esto no pare ahí y pueda continuarse con la sustitución de funcionarios desleales a los intereses educativos de la patria, hasta donde la necesidad lo determine. Paralelamente, al romper el estado de sitio de la SEE, se destraba la infusa madeja de las exigencias de la CNTE y se les reinstala una mesa de negociación en Secretaría de Gobierno, en condiciones diferentes a las que prevalecían, en donde el poder ejecutivo estatal se encontraba dialogando bajo presión y con toda clase de mecanismos de chantaje operando en su contra.

En suma, con esta posición de autoridad que está logrando el Lic. Frutis, mientras que continúa conformando un incremental equipo de trabajo, rápidamente está acercándose a la posibilidad de delinear la política educativa estatal que habrá de constituir su impronta y legado, ya ahora sí, impactando directa y positivamente en los indicadores educativos. La crítica situación de nuestro sistema educativo impide cualquier intento de echar campanas a vuelo en este momento. Vendrán, por parte de los grupos fácticos y redes de corrupción, toda suerte de jugadas sucias e ilegales para impedir al equipo de funcionarios entrantes lograr conformar fortaleza institucional en la estructura orgánica de la SEE y con ello, hacer cumplir la ley en materia educativa. A pesar de ello, con muchísima responsabilidad, se debe trabajar incansablemente para lograr mejorar la infamante y dolorosa situación de nuestro sistema educativo estatal, que absolutamente a nadie debe enorgullecer.  Aún es muy pronto para que estas medidas tempranas y positivas nos hagan asumir una posición triunfalista a quienes deseamos que el derecho a aprender suceda en cabalidad para todos los michoacanos,  pero sin duda genera buenas expectativas lo rápidamente avanzado.

Esperemos no se decaiga en esta ruta hacia el punto de inflexión tan anhelado para la educación michoacana. Simultáneamente, para el sistema educativo estatal, la visita de Enrique Peña Nieto, Presidente de México a Michoacán fue importante, ya que en su mensaje refrenda su discurso y anuncia que continuarán las acciones de parte de la Federación en torno a hacer cumplir la normatividad vigente en materia educativa. La postura y actitud del Ing. Silvano Aureoles Conejo, como Gobernador del Estado de Michoacán fue positiva, al no esconder bajo la alfombra la problemática, sino señalar la situación en la que se encuentra el sector educativo y mencionar que se hace lo posible pero que se requiere apoyo federal al respecto.

La respuesta del Presidente de México es positiva, clara y consistente con la petición que le realizó el representante de los michoacanos,  esperemos que con los hechos se demuestre, porque justo ahora es el momento de modelar una inédita institucionalidad en el sistema educativo michoacano. Sin duda hay mucho por lograr al respecto, pero estas buenas señales marcan una pronta respuesta a la situación francamente desesperada que se reseñaba la semana pasada en este mismo espacio, donde solamente 5 de cada 100 michoacanos manifestaban su conformidad con las acciones del gobierno en torno a la educación estatal, a la par que se exigía la intervención de la Federación. Se ha obtenido respuesta, resta esperar la convocatoria gubernamental para que la sociedad emprenda conjuntamente una gran cruzada por la educación michoacana, de donde sobrevendrán los resultados. Al tiempo. Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles

Dejar respuesta